A Tintas


Post postnavideño
14/01/2009, 10:41 pm
Filed under: Desliz, Entropía
El Hombre Invisible, Salvador Dali

El Hombre Invisible, Salvador Dalí

No seré la única presente que, con tal de ahorrar las molestias de comprar mil y un regalos, cuente con el ritual familiar del Amigo Invisible durante las navidades. Siempre está ahí la probabilidad de que la suerte te pegue una patada en el culo y lleve hasta tu mano inocente el papelito con el nombre de la persona con los gustos más complicados dentro del ámbito familiar. Pero quién me iba a decir a mí que existía algo peor.

Corría el año 2008 –tal vez mediados de noviembre- cuando el lúcido cerebro de alguno de mis parientes se iluminó. Se aproximaba el temido diciembre y, por unas cosas u otras, el ritual del Amigo Invisible había quedado olvidado en un rincón. Esta perspicaz mente de la que hablamos decidió que antes muerto que sin regalo de navidad. Así que, ni corto ni perezoso, propuso lo que denominaremos el Amigo Cegato.

Sigue leyendo

Anuncios


Tacto
18/12/2008, 10:02 pm
Filed under: Desliz, Micro | Etiquetas: ,

El impacto llegó justo después de un grito ahogado. Lo escuchó, pero no pudo hacer nada por evitar la colisión. No importaba, esta vez había sido leve. Por suerte ella era parte de esos usuarios que llevaban tanto tiempo subidos al cercanías que se podían mantener en equilibrio ante los frenazos. Siempre y cuando adoptaran la típica postura del surfero, claro.

 

Sin embargo no podía evitar los tropiezos ajenos y, cuando la otra pasajera se precipitó contra ella soltando un pequeño grito, no pudo evitar mirarla con una leve sonrisa. Tensó el cuerpo para seguir manteniendo tanto su equilibrio como el ajeno y, de repente, mientras sus miradas se tocaban, dos manos se aferraron tontamente.

 

El tiempo se congeló una eternidad en la que todo fueron yemas rozándose y pupilas bañándose unas en otras. Hasta que las puertas se abrieron y tanto el reloj como la frenética ciudad echaron a andar de nuevo.

 

Las manos se asieron a sus prisas, los ojos quedaron fijos en la nada de la estación. Y, caminando por el andén, no pudo borrar su sonrisa mientras advertía que había compartido mucho más con aquella extraña y sus manos que con muchos compañeros de sábanas.

hands (Ext_Seeno)