A Tintas


Tacto
18/12/2008, 10:02 pm
Filed under: Desliz, Micro | Etiquetas: ,

El impacto llegó justo después de un grito ahogado. Lo escuchó, pero no pudo hacer nada por evitar la colisión. No importaba, esta vez había sido leve. Por suerte ella era parte de esos usuarios que llevaban tanto tiempo subidos al cercanías que se podían mantener en equilibrio ante los frenazos. Siempre y cuando adoptaran la típica postura del surfero, claro.

 

Sin embargo no podía evitar los tropiezos ajenos y, cuando la otra pasajera se precipitó contra ella soltando un pequeño grito, no pudo evitar mirarla con una leve sonrisa. Tensó el cuerpo para seguir manteniendo tanto su equilibrio como el ajeno y, de repente, mientras sus miradas se tocaban, dos manos se aferraron tontamente.

 

El tiempo se congeló una eternidad en la que todo fueron yemas rozándose y pupilas bañándose unas en otras. Hasta que las puertas se abrieron y tanto el reloj como la frenética ciudad echaron a andar de nuevo.

 

Las manos se asieron a sus prisas, los ojos quedaron fijos en la nada de la estación. Y, caminando por el andén, no pudo borrar su sonrisa mientras advertía que había compartido mucho más con aquella extraña y sus manos que con muchos compañeros de sábanas.

hands (Ext_Seeno)

Anuncios


Tokio ya no nos quiere
16/12/2008, 9:44 pm
Filed under: A tinta ajena | Etiquetas: ,

TokioSi es que con estos días tan oscuros y tan grises hay veces que dan ganas de tener ganas de tener pareja para pasar un día de cama haciendo nada. O haciéndolo todo.

 

Sin embargo, para evitarse la problemática del asunto, una opción para estos días en los que parece que a las únicas a las que les apetece dar la cara es a las nubes, es meterse entre las sábanas acompañado de uno mismo y, como mucho, de un libro. Uno de mis últimos compañeros (más de tren que de cama) ha sido Tokio ya no nos quiere.

  Sigue leyendo



Mundanal ruido
14/12/2008, 7:06 pm
Filed under: Micro | Etiquetas: ,

Blind (Petit Escargot)Lo dije sin pensar. Sin ser consciente de que las palabras se escapaban de mis labios para llegar a ella por fin.

– Te quiero.
– ¿Qué?
– Que te quiero. Y que daría mi vida por ti.
– ¿Cómo dices? Perdona, es que no te oigo con la música, ¿puedes hablar más alto?
– ¿Me pones un café con leche, por favor?



Luz
13/12/2008, 7:15 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas:

Light Bulb (StressyBessy)

Es como tener el intermitente de un coche delante de los ojos, doctor. Pero con una luz débil, tenue. Tenue como una bombilla envuelta en una tela oscura. Tenue como ese sol que sólo se intuye después de un día lluvioso…

…y luego se apaga.

Hay gente que lo llama inspiración, doctor. Pero yo no me lo creo. La inspiración tiene que ser una luz fuerte, indeleble y cegadora. Pero la mía no. La mía es como tener el intermitente de un coche delante de los ojos, doctor. Pero con una luz débil, tenue…